martes, 22 de noviembre de 2011

Barco remolque




Algunos envases de plástico tardan cientos de años en degradarse en la naturaleza. Otros tardan miles de años. La solución está al alcance de la mano: nuestro comportamiento.

En algunos países llevan décadas utilizando bolsas de tela o cestas para hacer la compra. En otros muchos hay movimientos sociales que han puesto en marcha  campañas con el objetivo de reinstalar la bolsa de tela. Han tenido una aceptación extraordinaria en muchas partes por lo que podemos ser optimistas. Nos alegra saber que muchos, a la hora de hacer las compras, pensamos en el futuro. 

La buena noticia es que el plástico  también se puede reciclar y eso precisamente es lo que hace Green Toys.

GREEN TOYS es una empresa californiana que nace con la voluntad de crear una línea impresionante de juguetes clásicos para niños construidos a partir de plástico reciclado y otros materiales ecológicos. Esto ayuda a reducir el uso de combustibles fósiles y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, mejorar la salud general y la felicidad del planeta.
Para la realización de sus juguetes utilizan envases reciclados de leche como ingrediente principal en la creación de sus juguetes. Una empresa californiana de reciclaje reordena todos los tipos de plástico. Separan los envases de leche y posteriormente son transformados de nuevo en plástico. Para que los padres estemos tranquilos el material plástico que se utiliza para la creación de los juguetes es polietileno de alta densidad también llamado HDPE. Para que lo entendáis mejor este material es considerado como uno de los plásticos más seguros y menos contaminantes que existe. Además Green Toys intenta reducir al mínimo sus embalajes hechos con cajas de cartón reciclado y 100% reciclables. Después de su apertura están listas para reciclar. Son además muy fáciles de abrir para los pequeños deditos ansiosos por llegar a los juguetes. Con Green Toys no os equivocaréis. 
Compráis un producto exclusivo, bonito y además responsable con el medio ambiente.
Los juguetes de Green Toys han sido probados por reconocidas instituciones a nivel mundial y dichas pruebas han sido realizadas por laboratorios independientes en EE.UU. Estos laboratorios han certificado que no contienen cantidades detectables de BPA o ftalatos* También están diseñados sin ningún tipo de revestimientos externos y sin pinturas con plomo.
Sus productos pasan una gran cantidad de pruebas:
  • Protección de los Consumidores Ley de Mejora (CPSIA)
  • Productos de consumo estándar de seguridad especificación, ASTM F963
  • California Prop. 65 restricciones sobre el plomo y el cadmio
  • Reglamentos de la FDA para contacto con alimentos
  • Las pruebas voluntarias para no BPA (Bisfenol-A)
  • Las normas internacionales ISO 8124 y la normativa europea de seguridad EN 71.

* BPA es Bisfenol A y los ftalatos son compuestos químicos que aportan flexibilidad a los plásticos. Os recomendamos que os informéis acerca de este tipo de sustancias antes de comprar cualquier producto de plástico sobre todo si va a ser un producto para un bebé o un niño pequeño como pueda ser un chupete, un sonajero, etc...

Uno de estos estupendos y sostenibles juguetes es el Barco remolque:




Un mundo de color para la bañera, la piscina o la playa. Hecho en California a partir de materiales 100% reciclados de envases de plástico de leche. Un juguete seguro, libre de Bisfenol-A, PVCs y ftalatos. Empaquetado con cartón reciclado y materiales reciclables. Impreso con tintas de soja.


 Esperamos que os haya gustado. 

¡Hasta pronto!