jueves, 10 de noviembre de 2011

Juguetes éticos.

Sabemos que el juego es una necesidad y un derecho del niño. Un buen juguete es aquel que, además de ser divertido y seguro,despierte la curiosidad del niño y desarrolle su psicomotricidad.

Pero aún hay aspectos muy importantes a tener en cuenta. Los niños de hoy son los adultos del mañana y deberíamos hacerles llegar mensajes de solidaridad y respeto a través del juego ya que es su principal  fuente de aprendizaje. 

Debemos intentar, entre todos, reducir las injusticias sociales y mediambientales.









De acuerdo a la Declaración oficial de Naciones Unidas con motivo de la Cumbre de la Tierra de 2002 una de “las principales causas de que continúe deteriorándose el medio ambiente mundial son las modalidades insostenibles de consumo y producción, particularmente en los países industrializados". En este sentido Naciones Unidas hace un llamado a revisar estas modelos insostenibles, recurriendo a modelos de consumo responsable.

Por Consumo Responsable entendemos la elección de los productos y servicios no sólo en base a su calidad y precio, sino también por su impacto ambiental y social, y por la conducta de las empresas que los elaboran. 



Aquí tenéis un par de enlaces que  hablan de este tema:





Nuestro mundo necesita un cambio. 
Empecemos con los pequeños cambios que todos podemos llevar a cabo.